ciudades sostenibles

Las ciudades más sostenibles de Europa

¿Qué hace a una ciudad sostenible? El concepto de desarrollo sostenible no es completamente nuevo, para la década de los años ochenta en el siglo pasado se comenzó a hablar de desarrollo sustentable. En la actualidad el concepto ha evolucionado y ahora además de referirse al medio ambiente, se cuenta con aspectos como la inclusión social y el crecimiento económico para formar la triada del desarrollo sostenible. Entonces las ciudades sostenibles son aquellas que aprovechan sus recursos actuales, preservándolos para generaciones futuras, cuidando el medio ambiente y ofreciendo bienestar social a la par de crecer económicamente. 

Europa ha sido desde hace varios años parte de este movimiento por el desarrollo sostenible en sus ciudades, incluso desde el año 2010 la Comisión Europea se ha encargado de otorgar un reconocimiento como ¨Capital Verde¨ a varias ciudades. El atractivo e incentivo que ofrece este reconocimiento es que posiciona a las ciudades que lo reciben, con los estándares más altos de vida, sobre todo frente a los embates que comienzan a observarse debido al cambio climático. A continuación, conoceremos algunas de estas ciudades.

Copenhague, Dinamarca

La capital y ciudad más poblada de este país, es considerada la ciudad más habitable de Europa. Se caracteriza por el concepto de empleo sostenible y una variedad de medios de transporte amigables con el medio ambiente. Su sello de calidad se da debido a las alianzas entre el sector privado y público para promover la innovación ecológica. Esto ha generado un movimiento académico y científico en pro de desarrollar crecimiento sostenible. Un proyecto de laboratorio verde basado en tecnología ecológica es una muestra de estas alianzas efectivas.

Además de esto, las casas danesas son unas de las más eficientes del mundo, a pesar de contar con edificaciones y casas muy antiguas todas se encuentran conectadas a un sistema de calefacción urbano, lo que permite que el consumo energético promedio sea bajo. La emisión de CO2 en la ciudad también se ha reducido a pesar de presentar crecimiento poblacional. Otro aspecto que la hace reconocida es por tener un eficiente sistema de transporte público, cada ciudadano tiene un acceso cercano a todas las formas de transporte. La integralidad en la aplicación de estas medidas ha convertido a la capital danesa en una de las más sostenibles del continente europeo.

Essen, Alemania

La ciudad sostenible de Alemania es conocida por trascender de una ciudad altamente contaminante con un historial minero a un punto de referencia como ciudad sostenible en todo el país. Tiene una densidad poblacional un poco mayor a Copenhague e históricamente era reconocida por su industria minera, para el año 1986 se cerró la última mina de carbón y buscando dar un giro de 360 grados, comenzó a gestarse en su lugar un importante centro financiero. 

En esta onda de reemplazar lo contaminante por ecológico, las antiguas áreas de fundición de acero de la ciudad hoy en día representan una gran área verde, se han iniciado proyectos para recuperar las aguas del rió Emscher y al igual que en la ciudad danesa se promueve la calefacción centralizada. Otro aspecto es la planificación para reducir el CO2 para el año 2020, por lo general las ciudades sostenibles están contando con planes a mediano y corto plazo para reducir estas emisiones. La iniciativa ciudadana es un aspecto que destaca de esta ciudad, el financiamiento de proyectos para voluntarios, asociaciones y pequeñas empresas ha gestado un ambiente que promueve la ecologización de la ciudad. La movilización de toda la sociedad para conseguir su crecimiento sostenible, es el factor característico de esta ciudad alemana.

Vitoria-Gasteiz, España

Ubicada en la provincia de Álava, es la ciudad más sostenible de España. Siendo una de las ciudades europeas con más años en la lucha contra el cambio climático. Se caracteriza por el concepto de movilidad sostenible, que comprende la capacidad de cada ciudadano de acceder a servicios básicos, transporte en sus zonas de residencia, mejoras en la calidad del espacio urbano y equilibrio entre el crecimiento urbano y una cantidad considerable de áreas verdes.

Los llamados anillos verdes, es una estrategia de esta ciudad sostenible, que constituyen un conjunto de parques ubicados en distintos puntos de la ciudad, conectando las áreas más lejanas a través de pasajes ecológicos y recreativos, lo cual ofrece un contacto directo de toda la población con la naturaleza. Es una de las ciudades de Europa con uno de los aires de más alta calidad. Además cuenta con una cultura de consumo sostenible impresionante, que va desde la práctica del reciclaje hasta la reducción en el consumo doméstico de agua por habitante. Sin lugar a dudas, el trabajo de muchas décadas se ve reflejado en esta ciudad, que desde los años 90 del siglo pasado ha estado planificando su respuesta al cambio climático.

Todos los años los rankings mundiales arrojan excelentes resultados para muchas ciudades europeas, este continente se ha convertido en referente mundial de la lucha contra el cambio climático, ya que ha podido proyectar su crecimiento más allá de las necesidades económicas y sociales, entendiendo que el respeto del medio ambiente será esencial para lograr la resiliencia en las próximas décadas. A esta larga lista de ciudades se suman Bristol, Hamburgo y Oslo, las proyecciones apuntan a un crecimiento de esta tendencia en todo el continente europeo.

134 Comentarios

Escribe un comentario