Bruselas, la Capital Europea

Ubicada en Bélgica, esta ciudad es mundialmente conocida por tener unos de los chocolates más deliciosos del planeta, y una cerveza que es para morirse, pero Bruselas tiene mucho más que ofrecer que esto. Claramente al visitarla es necesario probar estos manjares, pero no es lo único interesante y resaltante que esta hermosa ciudad nos puede ofrecer.

Bruselas es denominada la Capital Europea debido a que en ella podemos encontrar el Parlamento Europeo y diversos monumentos y edificios que nos ayudarán a comprender un poco más a fondo la historia de este hermoso país y del continente también.

Por ejemplo, tenemos la Gran Place, la cual es considerada una de las plazas más bonitas del mundo, y es que en 1998 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La historia detrás de esta plaza, la cual está rodeada de la Casa del Rey y demás edificios importantes, es que este era el lugar donde se daban las ejecuciones en los siglos pasados, pero como sabemos, del pasado se aprende, es por esto que actualmente en esta plaza, cada año podemos encontrar alguna tradición diferente. Entre ellas, lo es la alfombra floral, en los años pares esta se convierte en una alfombra gigante repleta de pétalos de diversos colores, y también está el Ommegang, un festival que se realiza todos los años en el mes de julio, donde los locales buscan recrear un festival de los años 1500, vistiendo trajes típicos de la época y creando un ambiente totalmente diferente y bonito, que te hará sentir que viajaste al pasado por unos dí

Como dijimos, alrededor de la Gran Place quedan diversos edificios históricos, como es el Ayuntamiento de la ciudad, pero uno de los más famosos es la Casa del Rey, el cual fue construido en 1887 por el arquitecto Victor Jamaer. Lo cual fue anteriormente una de las estructuras más innovadoras para la época, en la actualidad es un museo, donde se exhibe todo lo relacionado al patrimonio y nos da un vistazo más exclusivo a la historia de Bruselas, donde encontramos desde pinturas, hasta fotografías y maquetas de lo que era Bruselas en años anteriores.

Ahora, si de antigüedad queremos hablar, definitivamente la Catedral de Bruselas es uno de los sitios más antiguos de la ciudad, ya que su construcción comenzó en los años 1220 y finalizo casi 300 años después, cuenta con un estilo gótico que hace recordar un poco a la Catedral de Notre Dame, de París, pero ciertamente tiene un encanto único, que deja a todos sus visitantes una sensación de calma total.

      Si en algún momento de tu visita a Bruselas, sientes la necesidad de observar o visitar algo más moderno, algo alejado de todo, que te saque un poco del lado histórico de la ciudad, no puedes dejar de visitar una de las estructuras más famosas del país, el muy reconocido Atomium, el cual fue construido en 1958 para la Feria Mundial que se celebró ese año en esta ciudad, y se ha convertido en un símbolo del país, y es que la estructura cuenta con nueve esferas de acero, las cuales están unidas y la mayoría pueden ser visitadas, sin quitarle importancia al Parque de Heysel, donde se encuentra ubicada la obra, el cual, también es digno de recorrer por sus maravillosos paisajes.

Estos no son los únicos lugares interesantes para visitar en esta hermosa ciudad, pero sí los más reconocidos, y es que Bruselas es una ciudad llena de sorpresas, donde encontraras infinidad de actividades para toda la familia, por lo cual, no puedes dejar de visitarla y deleitarte tanto de sus paisajes y monumentos, como de su exquisito chocolate.

45 Comentarios

Escribe un comentario